Curso Educador de Calle a distancia

Puede ser que un muchacho reciba influencias contradictorias sobre un mismo objeto. Por ejemplo: «La droga es mala» le dice un Educador; «la droga es buena y te pone guay» le dice un colega. El muchacho selecciona en función de su vivencia experiencial y de su necesidad dominante.

Lo que los muchachos buscan a partir de una determinada necesidad dominante -siempre sentida pero no siempre consciente- es ese objeto de carga positiva para ellos -según su vivencia y actitud previa-. Si lo experimentan cerca, la sensación de impaciencia y deseo de conseguirlo les empuja cada vez más, y llegan a hacer lo increíble para lograrlo. Cuando por fin lo poseen contactan, se apegan profundamente a él hasta saturarse, y la sensación de agrado y satisfacción les hace buscarlo más y más. Cuanto más fuerte es el desequilibrio y más acuciante la necesidad, más lo buscan.

Cuando en el intento desesperado y apasionado por buscar objetos de carga positiva, el muchacho tropieza con algún objeto de carga negativa -según su vivencia y actitud previa- trata de evitarlo, aniquilarlo, inhibirse de ese medio. Lo nota porque experimenta una sensación de miedo.

Las formas de evitar los objetos -personas, cosas, situaciones- cargadas negativamente, son diversas:

- o la aniquila mágicamente -pretende ignorarlo, como si no existiera-. Es lo que llamamos desatención selectiva;

- o retira el interés y muestra aburrimiento -«ésto no me interesa»-. Es lo que llamamos falta de motivación;

- o lo ataca con todas sus fuerzas -son las expresiones de agresividad, los estadillos incontrolados o estratégicos-. Los llamamos «chicos agresivos», «chicos que pretenden llamar la atención»...;

- o se adapta a ellos como si fuera plastilina. Es lo que se llama personalidad «como si». Pretende someterse, agradar, obedecer. A veces mienten desde la desconfianza y el miedo, pero no se entregan.

Todo ello lo hacen como verdadera estrategia -consciente o inconsciente- para evitar el contacto desagradable con el medio.

¿Cuál es la fuerza básica que organiza y dirige la conducta? El árbitro de estas cuatro partes de la conducta -hacer, decir, pensar, sentir- es la emoción, el sentimiento. El miedo ordena inmediatamente a todas las fuerzas y energías del sujeto a alinearse para el ataque o la retirada. Siente la necesidad de evitar lo desagradable so pena de no sobrevivir; de ahí los silencios, los alborotos, las somatizaciones de los chavales.

El gusto, la satisfacción, el bienestar, el placer ordena con impaciencia que todas las energías se orienten a la busca y captura de ese objeto deseable para contactar con él, gustarlo, consumirlo, engullirlo, disfrutarlo. Por encima de todo existe la necesidad imperiosa de obtener bienestar, satisfacción por encima de todo y en el momento.

Las formas de contacto y retirada, las formas de relación con el entorno, no son buenas ni malas en sí, si no que son maneras de actuar y de relacionarse con la vida, con los diferentes objetos que existen -cosas, personas, situaciones-.

Curso a distancia Educador de Calle

Curso a distancia Experto en Educacion de Calle

Cursos a distancia educacion social, trabajo social, animacion sociocultural, integracion social, atencion sociosanitaria, educacion no formal
Follow
4.7 Star App Store Review!
Cpl.dev***uke
The Communities are great you rarely see anyone get in to an argument :)
king***ing
Love Love LOVE
Download