Moutinho no regresará a Real Madrid el proximo año??

Por sorpresa, bastante antes de lo que suele ocurrir, compareció José Mourinho en Valdebebas. Toda una sorpresa, pues hacía muchísimas semanas que no hablaba en la previa de un partido de Liga. Y salió, como siempre, porque quería decir algo. Varias cosas: criticó al presidente del Canillas, criticó también a Jürgen Klopp y, sobre su futuro, la gran incógnita que envuelve al madridismo.... Pues lo que hizo fue muy parecido a un acertijo. Vaya por delante que, cuando se marchó el portugués, la sala de prensa fue un hervidero escuchando lo que sigue. Hasta media docena de veces. Lean y, si pueden, escuchen. ¿Puede desmentir que dijera a los entrenadores del Canillas que no estará el año que viene?, le preguntaron. Lean la respuesta, literal: "Sí, sí puedo. Puedo decir que he dicho que el año que viene estaré aquí otra vez... haciendo charla otra vez... no creo". Eso es lo que salió, literalmente, por la boca de 'Mou'. ¿La interpretación? Que sí desmiente haber dicho la frase textual -"el año que viene no estaré en aquí", pero admite que, cuando le preguntaron si volvería a dar la famosa charla el año próximo, él respondió: "No creo". Una frase suficientemente ambigua como para que vuelva a llenar horas y páginas. ¿Qué ha querido decir? ¿Está hecho a propósito? Con Mourinho todo puede ser. El caso es que, sobre su futuro, hubo hasta cinco preguntas. Y a todas respondió igual. A todas menos a una. Transmitió la idea de que él no será un problema para el Real Madrid. "Ya he dicho que mi relación con el presidente y con el club es muy buena. Eso permite que cuando termine la temporada, sin la presión de los resultados, nos sentemos y veamos qué es lo mejor para mí, para el club, para el presi... Normalmente, existen problemas entre clubes y entrenadores cuando se llega a situaciones como esta. Conmigo no existen problemas, conmigo estas cosas se solucionan muy deprisa", afirmó. ¿A qué situaciones se refería? ¿Qué cosas con él se solucionan fácilmente? No lo aclaró. Sí aclaró que él está bien. "Yo no soy infeliz, no estoy triste. No existe el club, ni el entorno perfecto. Lo que debemos hacer es terminar el año bien y después, sin la presión de los resultados, veremos", insistió, antes de repartir dos recados que traía bajo el brazo. Uno para el presidente del Canillas, Manuel Álvarez. "El Canillas es como mi segunda casa, pero tiene un problema: tiene un presidente al que le encanta la prensa". Y el otro recado era para Jürgen Klopp, el entrenador del Borussia Dortmund. "Desde que salió el sorteo Klopp habla todos los días. Yo no he abierto la boca. El martes hablamos de este partido", concluyó.

Soy Pedro. Soy recontra fan del fútbol, especialmente el Arsenal. Era tremendo de fan (bueno toavia lo soy) de Fabregas... Me encanta la música, comer, y el FUTBOOLL!!!
Follow
4.7 Star App Store Review!
Cpl.dev***uke
The Communities are great you rarely see anyone get in to an argument :)
king***ing
Love Love LOVE
Download